Keisha Laguer Vandessppooll

Keisha Laguer Vandessppooll is a sophomore studying Psychology and Hispanic Studies. She was born in Puerto Rico and raised in Washington State. She wrote El orgullo que se queda vivo while studying away in Oaxaca, Mexico, reflecting on her experiences and the pride that she holds for being Puerto Rican.

El orgullo que se queda vivo

        Durante Día de Los Muertos, he aprendido mucho en solamente 3 días, pero algo 
que nunca voy a olvidar es la cantidad de orgullo que las personas tienen por sus culturas y 
tradiciones. 
        Lo podía verlo en los panteones, en los mercados, y en los disfraces; 
        Lo podía olerlo en el pan de muerto, en el chocolate oaxaqueño, y en el mole negro; 
        Lo podía escucharlo en los comparsas, en el concierto de Lila Downs, y en la manera 
en que los oaxaqueños hablaron sobre sus difuntos. 
        La manera en que tienen una cultura muy vivo y orgulloso es el mismo en mi isla en 
que nací, pero no en el estado en que crecí. Como puertorriqueños, somos orgullosos de 
nuestro idioma, cultura, tradiciones. De nuestra tierra, comida, y canciones. Pero en mi 
estado es más difícil, porque, aunque amo el lugar en lo que crecí, por las oportunidades 
que mis padres me dieron, tengo un fuerte sentido de odio por ello. Por todos los años en lo 
que estaba obligada aprender un nuevo idioma, sin permiso de hablar mi lengua nativa 
porque, 
        “This is America and in America we speak English” 
        Por todos los años en lo que sentí como una extranjera como si no pertenecía 
(porque en realidad no pertenecía). 
        Debido a mi experiencia viviendo en Washington, sentí muy distante de mi isla, mi 
cultura, mi gente. Pero poco a poco he aprendido que todavía puedo ser orgullosa, aunque 
estoy muy lejos de mi hermosa tierra. 
        Estar en Oaxaca me ha recordado lo que estoy perdiendo cuando estoy en mi tierra 
natal, pero también me ha recordado y asegurado la sensación de orgullo que tengo por mi 
isla y mi identidad como Boricua. 
        Aunque estoy muy lejos de mi isla, 
        Soy Boricua para siempre. 
        El orgullo que tengo por mi cultura se queda, 
        Y nunca se va de mi mente.